Los camaleones políticos

Los camaleones políticos

Por Juan Pablo Bonivento

Después que brotó el pluripartidismo con sus aberraciones de partidos de garaje que no lograban su consagración con su arribo al Congreso impedidos por sus insuficientes resultados electorales es ostensible que los partidos consagrados por la suficiencia electoral conquistando el umbral que les permitía su ingreso al Congreso, una de las razones fundamentales de los partidos acreditados  y legitimados para la lucha política, los nuevos partidos sin tradición ni respeto a la ideología necesaria perdieron la identidad y hoy vemos que ni sus dirigentes pueden distinguir cuando son de extrema derecha si pueden tener el descaro de llamarlos de centro y si son de izquierda les da vergüenza admitirlo y se llaman progresista. Esto sin contar a los trasvasados del sindicalismo o de sectas religiosas. En este orden de ideas solo quedan con cierta identidad consagrada por alguna ideología y tradición los liberales (por la libertad) y los conservadores (por el orden y privilegios del establecimiento) y los socialista de derecha y de izquierda. Quedando como alternativa mayoritaria los partidos camaleones, tornasoles que tienen sumida a Colombia en la confusión y pantano político. Sin salida clara y definida de adonde vamos.

Escriba un comentario.

Su correo electrónico no será publicado.