Literatos espontáneos y pendientes de reconocimiento

marga placio

Por Joaquín Mendoza

La igualdad real no puede desconocer la diferencia y debe acoplarse por ejemplo a la  del talento que no todo el mundo lo tiene y por eso en esta eclosión de libertad de expresión literaria que estamos observando últimamente como intentando seguir los pasos del gran narrador que fue García Márquez emulado en el anonimato por narradores caribeños como el que amenizó un viaje en bus de Barranquilla a Fonseca cuando no existía el Puente Pumarejo pasando por Fundación y Valledupar en un bus y carretera de entonces. En la modernidad hasta un inodoro ha sido propuesto en una exposición como objeto de valoración estética pero la última palabra la tiene el público en aquello de que el agua se aclara sola al paso de la corriente. Así que merecen aplausos los valerosos escritores que se han lanzado a la palestra de la participación literaria, recordando que cuando Gabo iba a publicar su primera obra era un manojo de nervios.

Comentemos brevemente a la obra de Moscote sobre Dibulla con su farragoso inventario de familias de sus laboriosos en calles y carreras que la consolidaron mejorando la economía de la época hasta la actualidad; pero con el método histórico moderno de resaltar el protagonismo del pueblo y no de héroes representativos de éste; a la de R. Vargas El Gran Aquilino Adriano que vivió en Fonseca y los Guaqueros de Fonseca algo garciamarquista que pinta la tragedia del honesto Adriano caído en las garras del narcotráfico y de jueces que ignoran el derecho al acceso a la justicia y la de los Guaquero que cuenta la frustración de unos ilusos que no pensaron como Carmela García de que por Fonseca no pasaron españoles ricos que dejaron enterradas morrocotas y lingotes de oro. Indudablemente Rafael Vargas luce inteligencia verbal y aporta datos investigados seriamente sobre lugares y personajes de Fonseca en ese entonces y como antes lo hizo Andrés Medina en sus Aconteceres Provincianos. Y en esta lista de escritores pendientes del galardón literario está Iguarán sobre el pájaro Santocoloma (tema tratando magistralmente por Ferrucho), Bravo, Amílcar Acosta (con la publicación de una biblioteca de su autoría) Joiro, Oscar Lindo y recientemente fue lanzado el siguiente libro de Marga Palacios.

Más hay otros que no se han atrevido a publicar y a que la evaluación del pueblo les coloque en el lugar que realmente merecen.

Escriba un comentario.

Su correo electrónico no será publicado.