La naturaleza de la actualidad probatoria

La practica probatoriaPara enfocarla se toma como definitiva la circunstancia de que participen en esta actividad personas extrañas a la función jurisdiccional atribuida ilegítimamente a  ciertas autoridades (Art. 116 de la C.P.) y así se le atribuye oscuridad a la jurisprudencia de la Corte Constitucional que al considerar a la comisión de magistrados auxiliares para adelantar  diligencias probatorias para la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia no era una delegación de la jurisdicción sino un medio eficaz de garantizar pronta y cumplida justicia o sea que es legítimo comisionar para la actividad probatoria a quienes carecen de funciones jurisdiccionales.

Mas tarde la Corte Constitucional aclaró que es legítimo que los Magistrados Auxiliares practiquen pruebas como comisionados en la medida que son simples receptores de la prueba que “no dirigen la actividad probatoria en su conjunto ni toman decisiones que supongan administrar justicia”; manteniendo la línea de pensamiento según la cual la práctica probatoria no es actividad jurisdiccional y por lo tanto pueden realizarse por empleados sin función jurisdiccional.

Pero al definir como inconstitucional la práctica de pruebas por notarios pues la actividad probatoria es jurisdiccional, ya que está ligada a los procesos judiciales, de destino, ya constituye el soporte fáctico del mismo. Lo cual no desvirtúa la jurisprudencia constitucional como oscura o contradictoria pues cuando existan pruebas válidas agregadas por las partes, incólume el juez dirige en el recaudo de pruebas a sus colaboradores que nunca podrán desplazarse de la dirección indiscutible en la actividad probatoria dada su indescartable función jurisdiccional con la colaboración de éste.

Noticia antigua

Escriba un comentario.

Su correo electrónico no será publicado.