Información para educación sexual

Información para educación sexual

En la relación sexual es muy importante el clítoris que es un órgano eréctil pequeño equivalente al pene en el hombre y durante la primera fase de aquella el tercio superior de la vagina secreta el líquido de lubricación que facilita la relación.

El clítoris está situado en la comisura de los labios menores en la parte anterior de la vulva e importa mucho en la sexualidad femenina. En la excitación del clítoris se dirige hacia abajo y no hacia arriba como el pene; y está cubierto por un pliegue mucoso detrás del cual se retracta durante la relación sexual. Junto con el tercio superior de la vulva el papel del clítoris es esencial en el placer sexual de la mujer porque es muy sensible.

Además del clítoris la vagina  y el ano las zonas erógenas están diseminadas y son múltiples, como los senos, la boca, el lóbulo de la oreja, la nuca, el cuello y la cara interna de los muslos, pero cualquier parte del cuerpo ricamente inervada puede convertirse en una zona erógena. Más en el hombre se concentra alrededor de la zona genital.

Durante mucho tiempo se creyó que podrían existir dos tipos de placer sexual en la mujer; uno superficial, clitoridiano, menos satisfactorio que el placer vaginal – intenso, profundo y misterioso- único placer sexual verdadero. Pero esa concepción ya no es válida pues científicamente está demostrado que los dos tercios superiores de la vagina y el cuello del útero desempeña un papel menor en el placer sexual. Y solo existe un solo placer sexual femenino con la misma respuesta fisiológica: la contracción de la plataforma orgásmica que se da en el tercio inferior de la vagina, que con sus contracciones rítmicas, contrae el conducto que estrecha al pene, por lo que no debe hacerse la diferencia entre orgasmo vaginal y clitoridiano pues solo existe en la mujer un placer sexual: su orgasmo. (Datos de Enciclopedia de la vida sexual  de los doctores COHEN, JEAN / KAHN-NATHAN, JACQUELINE / TORDJMAN, GILBERT / VERDOUX, CHRISTIANE con  ilustración de Ray Bret Koch).

Escriba un comentario.

Su correo electrónico no será publicado.