El Sida y otras enfermedades genitales

SIDAEl sida se trasmite por la sangre y por el semen y las secreciones vaginales y es una disminución adquirida de las defensas naturales del organismo contra las infecciones y se produce por un retrovirus llamado H.I.V., que no se manifiesta a nivel de los órganos sexuales, sino que aparece tardíamente en todo el organismo. Con un examen de sangre se puede saber si una persona es seropositiva y más tarde puede presentar los síntomas del Sida.

Para protegerse del contagio de esta enfermedad en las relaciones sexuales ocasionales se debe utilizar preservativos masculinos con espermaticidas.

Hay enfermedades, tanto en el hombre como en la mujer que no se trasmiten por las relaciones sexuales.

El quiste del ovario es el aumento anormal del tamaño de un folículo. También es posible que se desarrollen quistes a expensas de los tejidos de origen embrionario, en estos casos, no es raro encontrar en el quiste dientes, pelos u otros. Los primeros pueden curarse con tratamiento médico, pero los segundos, siempre deben ser retirados quirúrgicamente.

El fibroma es la multiplicación de las fibras que se encuentran en los músculos del útero. El volumen de este aumenta considerablemente, su mucosa interna puede engrosarse y provoca un sangrado abundante en el momento de la menstruación.

El adenoma de la próstata es un crecimiento anormal de las glándulas que forman la próstata. Produce molestias al orinar, con riesgo de infección urinaria y exige una intervención quirúrgica.

Y es importante saber, que, a cierta edad, los órganos genitales pueden ser afectados por un cáncer, por lo que es recomendable hacerse chequeos periódicos.

Datos de la ENCICLOPEDIA DE LA VIDA SEXUAL: ADOLESCENTES.

Autores: Cohen, Jean / Kahn-Nathan, Jacqueline / Tordjman, Gilbert / Verdoux, Christiane

Escriba un comentario.

Su correo electrónico no será publicado.