El Día del buen Padre

sonora-louise-smart (1)La celebración del día del padre, cuentan los datos históricos, que se remonta al “19 de junio de 1909 en Estados Unidos cuando una mujer llamada Sonora Smart Dodd quiso homenajear a su padre, Henry Jackson Smart. Este veterano de la guerra civil se convirtió en viudo cuando su esposa (la madre de Sonora Smart Dodd) murió en el parto de su sexto hijo. Fue en una granja rural en el estado de Washington donde Henry Jackson se hizo cargo de la educación de seis niños. Sonora Smart se dio cuenta de que su padre había sido todo un ejemplo a seguir y propuso la fecha del nacimiento de su padre, el 19 de junio, para celebrar el Día del Padre.” (D’S Damat. El verdadero origen del Día del Padre y como lo viviremos este 2020).

Este es el origen y justificación de la celebración de tan importante fecha adoptada por varios países americanos y europeos, la cual cambió en los años 60 fijándose el tercer domingo de junio para su celebración; los países católicos europeos, por coincidir con el Día de San José, el padre de Jesús lo celebran el día 19 de marzo; en Rusia, el Día del Padre coincide con el Día de los Defensores de la Patria el 23 de febrero; mientras que en Libia, Jordania y Palestina coincide con el primer día del verano, el 21 de junio (Calendario con todos los Días Internacionales y Días Mundiales. Semanas y Años Internacionales).

Con los mismos fines establecidos por la señora Sonora Smart Dodd, hoy en día los  hijos e hijas siguen elogiando a los padres con hermosas frases de agradecimiento, “Eres un buen padre”, frase que contiene el sentimiento de agradecimiento y con tal el padre queda con vencido que cumplió con la sagrada misión que le fue encomendada por Dios. Es un gran regalo.

En ese mismo sentido los poetas también han expresado sus sentimientos de agradecimiento al padre, algunos a través de hermosas canciones que arrancan una que otra lagrima al buen padre, entre otras tenemos: Ese que me dio vida, Alejandro Sanz;  Mi viejo, Piero; Que falta me hace mi padre, Antonio Aguilar; Quizas, Enrique Iglesias; Cuando yo quería ser grande, Alejandro Fernández; Mañanitas para papá, Los tres tristes tigres; Hoy tengo que decirte papá, Timbiriche; Querido Cascarrabias, Alci Acosta; Esta es Pa Mi Viejo, Espinoza Paz; Mi gran amigo, Camilo Namen; Que Dios te Perdone, El Pampa Oberá; todas ellas resaltan los grandes méritos de “papá” para con sus  hijos; pero también con el mismo tema encontramos un drama familiar descrito en la película “En busca de la felicidad” protagonizada por Will Smith junto a su hijo; este padre vive la cruel adversidad de la bancarrota, el abandono de su esposa, los obstáculos y los muchos fracasos por alcanzar el éxito, a él se le reconoce que a pesar de la crisis que lo asfixiaba la toleró con mucho valor, se sostuvo heroicamente dando batalla sin dar a conocer nunca, ni siquiera a su propio hijo, su desafortunada situación hasta que logró superar la mala racha convirtiéndose a la postre no solo un gran empresario, sino en el gran ejemplo para su hijo. Esta película que toca todos los sentimientos, compite con una canción del género Rap denominada “Padre” de la autoría de Xxl 593 que con el mejor estilo poético describe su propia vida donde abandona su holgado mundo de  pandilla para desempeñar el rol de  padre y madre al cuidado de su amada hija abandonada por la madre, esta canción dice: “Padre: Que bonita palabra se escucha. Suena a un hombre que duro por su familia lucha. Porque padre no es el que embaraza y se va con la cara tuca. Padre es el que cría el que enseña y el que educa. Padre no es el que paga el juicio de alimento. Es el que cuando su hijo llora calma su lamento. No es el que hace que la chica sea madre. Padre es el que por su hijo se hace responsable. Y tal vez esto a muchos no les cuadre. Pero si eres padre procura ser un buen padre. … Vamos a ser igual de responsables por nuestros hijos. Porque no todo padre es malo y no toda madre es buena. Vamos a darle amor incondicional.”

En este mismo propósito, me sorprendió Andrés Felipe, niño de 11 años, que para homenajear a su padre invierte el sentimiento de valoración con un juego de palabras muy significativas así: “Papá: Hoy no se trata de hacerte sentir orgulloso, hoy se trata de que sepas de que estoy muy orgulloso y agradecido con Dios de tenerte como papá”.

Por cierto, todos los días deben ser día del padre, el que todavía esté bendecido o bendecida con la compañía de su progenitor, que lo disfrute, que lo aproveche, porque después solo quedan las fotos, los recuerdos y sus anécdotas; que no pase el relato contenido en la primera parte de la milonga del El Pampa Oberá, Que Dios te Perdone, “Un padre puede criar, educar y mantener a una docena de hijos; pero muchas veces una docena de hijos no puede mantener a un padre…”.

¡Feliz Día del Padre!

Escriba un comentario.

Su correo electrónico no será publicado.