E’iruku: estructura social ancestral de nuestra nación.

UayuLa Whatsapera nos ha compartido un importante artículo de Armando Wouriyu Valbuena, dada su importancia debido a que describe algunos aspectos interesantes de la cultura wayuu, bien vale la pena llevar este mensaje a todos los rincones de Colombia como ejemplo de convivencia de una comunidad indígena que todavía lucha por conservar sus costumbres ancestrales, entre ellas aplicar en su quehacer cotidiano en el principio de justicia; apunta el autor que:

 

Los E’iruku de la Zona Norte Extrema retoman la dinámica ideológica originaria estableciendo el orden de las cosas en todas sus dimensiones vivificando la justicia con principios de:

 

* Armonía y equilibrio,

* Solidaridad y reciprocidad y,

* Complementariedad con responsabilidad.

 

Justicia desde la historia de origen es volver a ordenar las cosas desde la espiritualidad reconociendo a los Purash, plasmados en la oralidad en construcción permanente de moral, para la convivencia pacífica en la espacialidad dada por la madre Máa y la abuela Paráa.

 

Purash Kai al unirse a Purash Paráa transformaron la energía para la vida, por eso el nacimiento de nuestro padre Purash Juyá y él al unirse a su esposa Purash Máa nacimos los vegetales, animales y Uaiu para vivir en armonía con las perdices, los Ko’oi, Kataneja, tigres, perros, zorros etcétera, por eso somos:

 

** Guaririyu,

** Unujununa,

** Ureguana,

** Ucharayu,

** Uriana,

** Urariyu,

** Sijona,

** Sapuana,

** Pausayu,

** Epieyu,

** Jayariyu,

**  Wouriyu,

** Pushaina,

** Apshana,

** Epinayu,

y, todos, todos los E’iruku.

 

La república de Colombia pretende con nuevas leyes de la filosofía egoísta, en su virtud de enaltecer el individualismo patriarcal, usar, gozar y usufructuar las utilidades producidas por la energía del viento y del sol en total desconocimiento de nuestra historia de orígenes y con desprecio total a la existencia como seres humanos.

 

Hace cuatro décadas se dio inicio al uso, goce y disfrute del carbón con leyes de la república favorecedoras de las empresas extranjeras y además con exenciones tributarias (no pagan impuestos) a los repuestos importados, fueron cuatro décadas con destrucción del espacio aéreo, marítimo y terrestre bajo la permisividad de la república sin que sus organismos de control se preocuparan por la protección de los derechos de la nación de los E’iruku.

 

Dos experiencias:

 

* El uso, goce y disfrute de la explotación y comercialización del carbón, en donde la república por regalías de cada 100 dólares percibe menos de cuatro y además tienen exenciones tributarias.

 

A cambio de ello la nación de los E’iruku fueron afectados en:

 

  • Destrucción del ecosistema.
  • Aniquilación de la economía,
  • Anulación del sistema alimentario,
  • Desestructuración cultural y social de los E’iruku.

 

Los senadores y representantes de la Cámara legislan para el uso, goce y disfrute de la energía eólica y solar, ¡creando exenciones tributarias y además con la clara pretensión que de cada 100 dólares de utilidades ellos se queden con 100 dólares!

 

¿Y los E’iruku?

 

¡Continuidad de la esclavitud!, es una muestra del desprecio que los senadores y representantes de cámara tienen por nosotros los wayuu!

 

¡Por ello la trascendencia de que los E’iruku con su estructura política, social y económica se relacionen con la república inepta, ineficiente y ladrona de una manera distinta a lo realizado en dos siglos!

 

Autonomía para la gobernabilidad de los E’iruku es el paso a seguir hermanos libertarios.

 

Armando Wouriyu con historia de origen en Jarrerure, hijo de Valbuena, perdiz de la comunidad de Neimou, Zona Norte Extrema.

Escriba un comentario.

Su correo electrónico no será publicado.