Como sombra perversa

_106309619_gettyimages-928085588
por: Juan reales Peñaranda
Planea sobre Colombia en múltiples actos de corrupción como en el Congreso donde los parlamentarios fletados por los bancos votan en favor de éstos pese a conflicto de intereses y los avasallados por los mermelados tienen que ventilar sus debates por fuera, por las marrullas de la mayoría que trata de acallar que la reforma tributaria no se justifica pues el Estado cuenta con más recursos que los que pretende con tal reforma, cuando en realidad persiguen la política convenida de darle gabelas a las grandes empresas para que generen incremento desarrollista que revierta a los empresarios para que acumulen la más riquezas sin importarles el interés general y cinchándole la carga tributaria a los de abajo.
Particularmente los dos magnates de la corrupción desde sus nichos acumulan baldíos para podrido negocios futuros, riqueza financiera, de pensiones privatizadas y de sobornos y múltiples negocios y cuantiosos detrimentos patrimoniales y de escándalos que cobija la impunidad porque para ellos no hay justicia, pues si a Los idiotas Dios los hizo corderos, aquellos se sienten con el derecho a esquilmarlos.
Y en el panorama global de la corrupción en que está sumida Colombia sin posibilidades ciertas de rescate escandalizan los ingresos de los notarios que en algunos casos triplican los del Presidente de la República pues marrullas invencibles no han permitido sujetarlos a la justa proporción merecidas por un servidor público de la fe pública, lo que también sucede con los Directores de la Cámara de Comercio a los que se le tolera que los ingresos por lo del Registro Público Mercantil lo derrochen en gasto personales sin aportarle nada al Estado, como sí aquellos estuvieran enlistados como autoridad pública, tal como los usurpadora Electricaribe qué le ha impuesto multas a sus ovejas. No hay para dónde mirar en Colombia que no se sienta la hedentina de la corrupción y el poder de su magia.

Noticia reciente
Noticia antigua

Escriba un comentario.

Su correo electrónico no será publicado.