Cerca de la muerte

RESILIENCIAPor José Mauricio Rivera
Paradójicamente podemos estar siempre cerca de la muerte pues a cada paso que damos por accidente o designio doloso podemos caer en el abismo que bordea el camino de la vida para nunca más volver.
Pero hay hombres que destacan en esta situación de peligro mortal como los equilibristas o los héroes de las batallas y de las luchas que depara la vida.
Merecen ser mencionados por su integridad y valor a toda prueba aquellos amigos que afrontando las preocupaciones impuestas por la gravedad de un paro cardíaco o un cáncer lo hacen con la serenidad y aplomo como si no les estuvieran sucediendo nada grave.
En particular un amigo paciente de un cáncer del páncreas, el de más difícil tratamiento, que devolvió llamadas después de 5 días de silencio, recluido en el Instituto de Cancerología de Bogotá en urgencia, donde estuvo tan hacinado que prometió no volver y que al oírle su voz llena de vida, puede pensarse que se ha revelado como un héroe portentoso en su lucha por la salud en la que cabe diferenciar el alma y el espíritu, queda este último para un pobre de espíritu o lo contrario, matices que no tiene el alma pues sólo el espíritu individualiza la grandeza de un hombre, como el que enfrenta y combate el cáncer de páncreas

Noticia reciente

Escriba un comentario.

Su correo electrónico no será publicado.