Caleidoscopio

corrupcion
1°) El mundo está al borde de la guerra y de otras crisis económicas con alto riesgo de que el matoneo imperialista de Trump precipite los acontecimientos atacando a Irán terciando en favor de Arabia Saudita que apoya a los contendientes en Yemen, sin previamente acudir a los buenos oficios de la ONU que al parecer ya no se toma en cuenta.
2°) Los caimanes aguja que campean en el río de Camarones en concepto de la Corporación de la Guajira deben protegerse más que los seres humanos que tienen en peligro cuando la hermenéutica correcta sería entender que los seres vivos de la naturaleza merecen igualdad protección y vivir en armonía como predicaba San Francisco de Asís. Hermenéuticamente no es lógico ni es justo que en materia de protección sean preferidos los animales a los hombres.
3°) El secuestro del ganadero Molina, que sigue a recién rescatado por el Gaula, evidencia, como lo han protestado finqueros solidarios, que la seguridad democrática del presidente eterno está abismándose en su insolvencia demagógica (la verdad respira aun cuando éste opresa), pues antes en La Guajira no ocurrían secuestros y con la mayor desvergüenza Uribe revela que el secuestrado Molina es centro demócrata o sea el Dios que se traga a sus hijos con un gobierno con múltiples incapacidades.
4°) Un Juez que debe volver a ocuparse de los oficios que tenía antes a su alcance dejó sin esperanza y sin derecho a un tutelante que ante un cobro coactivo depredador de un impuesto de un vehículo desechó excepción de prescripción extintiva de dominio que ilegitimaba como ejecutado al supuesto deudor al no ser ya dueño del vehículo y avalando al cobrador dejó sin tutela a los derechos fundamentales al debido proceso y defensa sin tener certeza de si aún el vehículo, sin identificación completa, aún existía o era un simple dato en el registro de vehículos. Ante lo cual, con juez tan incompetente y funcionario abusivo del departamento de Córdoba (top de la corrupción del Caribe) sigue su marcha indeterminable la corrupción en Colombia con la vista gorda del ministerio público
5°) Qué importa que en los próximos comicios se repita lo acostumbrado de los mismos con las mismas y que el gran elector sea quién es grima mayor cantidad de dinero, impunemente, pues existe el riesgo de la cárcel pero ésta generalmente es para los de ruana. Veamos qué pasa con Gerlein y Char? Al parecer se ha arribado al sistema electoral perfecto, para la corrupción, por lo que se deduce de la imposibilidad colombiana de una reforma política

Noticia reciente

Escriba un comentario.

Su correo electrónico no será publicado.